ArsJuris Abogados

Propiedad Intelectual

En el mundo de las nuevas tecnologías la Propiedad Intelectual se ha ido adquiriendo una gran importancia en el mercado, sobretodo dentro del mundo de la Sociedad de la Información, por ello el despacho se ha especializado en dicho ámbito, con vocación internacional.
Es objeto de propiedad Intelectual toda creación del intelecto humano. Lo que protege el derecho de propiedad intelectual es el esfuerzo dedicado por sus creadores, el impedir que otros utilicen sin su consentimiento sus obras, invenciones o diseños, así como se puedan aprovechar de las mismas, de tal forma que fomenta la creación y la invención, cuando éstas pasan a dominio público transcurrido el plazo de exclusividad que emana de la ley.

Cabe añadir que la protección de los derechos de Propiedad Intelectual debe respetar siempre las disposiciones generales y principios básicos derivados del ADPIC (Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relaciones con el Comercio), ergo debe ir ligada al fomento de la innovación tecnológica, beneficiando el bienestar socioeconómico y el equilibro de obligaciones y derechos.
La propiedad intelectual se divide en dos esferas, los Derechos de autor (Copyright) que incluye las obras literarias y artísticas y la Propiedad Industrial que abarca las patentes, marcas, dibujos y modelos industriales.

La principal diferencia radica en el nacimiento del derecho. De esta manera, el derecho de autor nace por la mera creación, en cambio, la propiedad industrial y su protección jurídica nace y se constituye con el registro de la patente, marca o diseño industrial.

La sociedad gira a través de la creatividad de las personas que han contribuido a la riqueza cultural y la comunicación. Mediante el arte, la filosofía, la música, la literatura y aquellas personas que han atesorado colecciones han dado brillo al conocimiento de la humanidad.
Las ideas por sí solas, no se pueden proteger, por ello es necesario plasmarlas en un cualquier tipo de medio, y el resultado es lo que importa en el derecho de autor, la obra en sí. Son objeto de derechos de autor todas las creaciones originales literarias, artísticas o científicas, así como programas de ordenador y bases de datos. También se protege a través de los Derechos Conexos las interpretaciones y ejecuciones artísticas, a los productores de fonogramas y las grabaciones audiovisuales, las meras fotografías, entre otras.

El Bufete tiene especial sensibilidad de lo que es el arte y cultura de la sociedad y por su protección, sobre todo en esta época de descarada masificación de violación de derechos de autor producida por las nuevas tecnologías.
El autor debe conocer y así será asesorado que su obra le pertenece aunque fuera vendida, que tiene derecho a la integridad y respeto de la misma frente al que la ha adquirido, que tiene derecho a un periodo determinado que ve compensado su genialidad, esfuerzo y dedicación.

Aparte de los servicios ante los tribunales de Justicia, el Bufete presta servicios de Asesoramiento y desarrollo de estrategias para asegurar la protección de los derechos de autor y afines o conexos con el fin de evitar litigios costísimos y destate al propio autor, elaboración de contratos de transmisión de derechos, de edición, de arrendamiento de servicios, entre otros. También gestionamos todo tipo de trámites y conflictos con Entidades de Gestión.

Marca

Desde la promulgación de la primitiva Ley de Marcas, es una de las materias en las que fuimos pioneros y constante actualización por su importancia en el patrimonio tanto empresarial como de las personas físicas, por su cuantificación económica como activos, con una repercusión específica en actuaciones penales y civiles ahora ante los Tribunales mercantiles de amplia complejidad tanta que hay tribunales ad hoc.

A grandes rasgos, lo que se busca es proteger a los consumidores, evitando el riesgo de confusión o asociación de un producto o servicio ofrecido por un competidor de un tercero, y garantizar una competencia leal de los sujetos participantes dentro del mercado competitivo, por medio del ius prohibendi que le otorga el derecho marcario, distinguiendo los bienes o servicios de una empresa de las otras. En dicho ámbito impera el principio de buena fe registral al tener carácter constitutivo, estableciéndose como nulidad absoluta el registro de mala fe.

Los servicios del Bufete integran desde la solicitud de Registro de la Marca y los procesos que derivan de ésta, tanto nacionales, comunitarias e internacionales, hasta su defensa ante los Tribunales de la jurisdicción que corresponda mediante la interposición de acciones marcarias. También aconsejamos al cliente y confeccionamos la mejor estrategia acerca de la viabilidad de registro de su marca o de oposición de terceros, la mejor manera de proteger su signo distintivo, de evitar la muerte de éxito de la marca, entre otras, de forma más eficiente y eficaz.




Diseño Industrial

Sensibilizado con el mundo del diseño industrial y últimas tendencias, el Despacho es consciente de la importancia del diseño tiene hoy en día dentro de la sociedad consumista en que vivimos que cambia a un ritmo vertiginoso es fundamental ofrecer protección al Diseño, siempre buscando el equilibro de derechos y obligaciones entre diseñador y empresa.

Cabe destacar que el principal enemigo de los derechos de los diseñadores son ellos mismos, en cuanto a su tendencia a publicar en la red todos sus progresos y diseños para darse a conocer y crear así prestigio entre sus seguidores, antes de su Registro, pero lo cierto es que únicamente pone a merced de las empresas sus propios diseños para que éstas se beneficien de su trabajo.

A parte de los servicios propios de un Bufete de Abogados, ofrecemos los servicios de registro de diseño, asesoramiento y estudio sobre el cumplimiento de los requisitos jurídicos de novedad y singularidad para el posible registro del diseño industrial, delimitados cada vez más por las formas y funcionalidad del producto, que restringen el grado de libertad del diseñador, así como la rentabilidad y eficiencia en cuanto a dicho diseño.




Patentes

Bajo la palabra invención, cuya importancia en la humanidad significa progreso y facilidad, se aglutinan una serie de personas que han dado a la humanidad objetos que le han hecho la vida más fácil o duradera, y otras que han mejorado estos objetos y bajo ese sacrificio de investigación, de la llamada feliz idea en otros, a igual que los autores, deben de ser defendidos tanto frente a oportunistas como desaprensivos porque el inventor carece de los conocimientos jurídicos y del modo y forma del registro de sus productos y/o procedimientos.

Mediante las patentes se salvaguarda durante 20 años el derecho de su inventor a explotar su producto o/y procedimiento, premiando su inversiones en actividades de investigación y desarrollo.

El Departamento de Propiedad Industriall cuenta con expertos en la materia Ingenieros en todos los campos de la tecnología que colaboran tanto para el Registro de Patentes, como de los posibles conflictos derivados de éstas ante los Tribunales. Estudiamos la viabilidad del registro de patente, analizando los requisitos exigidos por la ley como son su novedad, actividad inventiva y aplicabilidad industrial, así como su suficiencia en la descripción. A su vez, nos encargamos de la elaboración de contratos de transmisión o licencias de patente.

La regulación contra la competencia desleal surge para dar seguridad jurídica y proteger al empresario frente a las acciones desleales de sus competidores que puedan perjudicarle, así como salvaguardar a los intereses colectivos de los consumidores.

De esta manera abarca conductas que se escapan del régimen jurídico reflejado en las leyes de derechos de autor y propiedad industrial, más específicas y concretas, donde su principal diferencia radica en que la Competencia desleal busca asegurar la transparencia del mercado y la lealtad concurrencial, acotando la libre iniciativa empresarial, persiguiendo y penando el comportamiento contrario a las exigencias de la buena fe como el aprovechamiento del esfuerzo de otros participantes en el tráfico mercantil.

Abordamos cada tema de forma individual e independiente, considerando todas las acciones posibles más eficaces en cada circunstancia, por ello, el conflicto derivado de los nombres de dominio suele resolverse mediante demanda marcaria o por competencia desleal. Cabe añadir que siguiendo con la filosofía del despacho, siempre a la última, estamos a favor de incentivar un sistema que es la alternativa al procedimiento judicial denominado UDRP, Política Uniforme de Resolución de Nombres de Dominios. ICANN, sociedad sin ánimo de lucro, licenciatario de los nombres de dominio, es la encargada de poner parámetros a las entidades Registradoras e incluye entre los acuerdos del registro dicha política.

Subir